top of page
Buscar

Autocuidado

Predicar con el ejemplo


A veces olvidamos esta máxima: predicar con el ejemplo del autocuidado.

Especialmente las mujeres. El instinto maternal y la herencia cultural, que llevamos grabada en los genes, a menudo nos han programado para cuidar a los demás, sobre todo a los hijos, como es natural y saludable. Dedicamos gran parte de nuestra existencia al cuidado de su salud y su felicidad, pero muchas veces, lo hacemos a costa de descuidar nuestra salud y nuestra felicidad. Y no nos damos cuenta de que esta forma de actuar es contraria al buen ejemplo con lo que debemos predicar. Si queremos educar a nuestros hijos de forma efectiva, sólo podemos predicar con el ejemplo. Las palabras se las lleva el viento, si no actuamos en consonancia con lo que decimos. De la misma forma que no podremos enseñar a nuestros hijos a alimentarse bien si nosotros lo hacemos de manera insana, tampoco podemos enseñarles a ser felices si nosotros no lo somos.


Nuestra primera responsabilidad en la vida es cuidar nuestra salud y nuestra felicidad. Si esto es prioritario para los padres, probablemente los hijos se harán responsables, poco a poco, de su salud y felicidad, adquiriendo hábitos de vida saludables. Por tanto, muchas veces la abnegación en el cuidado del otro, descuidando la propia, acaba consiguiendo el efecto contrario: hijos adolescentes que todavía esperan que los padres les saquen las castañas del fuego y les digan lo que deben comer o lo que deben hacer, sin tomar las riendas de sus vidas.


Cuidarte para cuidar


Tener hijos adolescentes con problemas de alta complejidad implica un gran desgaste emocional. A menudo pasas por épocas en las que encadenas situaciones complicadas día sí, día también y cuesta coger aire. En estas épocas es cuando es más necesario tratar de poner especial atención en no descuidar:

  • la alimentación

  • el descanso

  • la actividad física

  • el entretenimiento

  • el sexo

  • el trabajo

No eres peor madre/padre por el hecho de que tu hijo tenga un problema de conducta y/o de adicción, como tampoco lo serás si te permites regalarte momentos que te carguen pilas. Hacer cosas que siempre has querido hacer, pero que nunca te has atrevido a hacer, o bien has priorizado otras cosas a lo que querías hacer. De nada te servirá quedarte en casa lamentándote o lamiéndote las heridas, o entrar en bucle en creencias limitadoras, como el pensamiento de que no puedes ser feliz con el problema que tienes encima.


Escucha tu cuerpo y tu intuición, y aprende a darte tú mismo/a lo que necesitas, porque probablemente nadie más lo hará por ti. ¡Y a quien no le guste tu felicidad que se prepare para tener un mal día! Absolutamente a nadie le importa lo que hagas o dejes de hacer. No lo pierdas de vista. Vive hacia ti y no hacia los demás. En ese momento de la vida, es especialmente necesario.

  • Acepta la situación

  • Modifica los pensamientos negativos

  • Medita

  • Supera complejos y haz lo que te llena de energía (canta, baila, escucha música, escribe, lee, pinta, cocina, camina, haz deporte, llénate de naturaleza,...)

  • Aléjate de personas que no te ayudan

  • Busca ayuda si lo necesitas

  • Déjate apoyar por tu tribu

  • Haz voluntariado (ayudando a los demás, te ayudas a ti)

Si esperas que tu hijo haga un gran proceso de superación de sus dificultades y crecimiento personal, tú no puedes quedarte a medio camino. Lo mejor que le puedes ofrecer es tu serenidad y felicidad, porque le regalarás la seguridad y confianza que necesita y le proporcionarás un modelo de resiliencia a seguir.


Modelo de de autocuidado BASIC PH


Lahan y Cohen elaboraron un modelo interactivo de afrontamiento y resistencia, basado en seis ejes sobre los que hay que actuar para cuidar de uno mismo. Cada uno de ellos responde a una de las siglas del nombre del modelo:


B (belief) Valores y creencias (Espirituales o filosóficas Ej: Hay que esforzarse en hacer lo que te conviene, aunque no te apetezca)

A (affect) Afectos y emociones (abrazos, caricias,...)

S (social) Interacción con los demás (amigos, voluntariado,...)

I (imagination) Imaginación (actividades creativas -escribir, dibujar,....)

C (cognition) Pensamientos (análisis de soluciones Ej: lista de pros y contras)

PH (physiology) Fisiología o actividad (deporte, descanso, sexo y actividades que te proporcionan placer)


Ser firme en el primero de los ejes que nos ayudan a cuidar nuestra salud y nuestra felicidad, puede ayudarnos a alcanzar el resto más fácilmente. Efectivamente, la firme creencia en que es necesario esforzarse en hacer lo que te conviene, aunque no te apetezca es la base sobre la cual, por un lado tu hijo puede superar sus dificultades y, por el otro, tú puedes conseguir atravesar la tormenta sin morir en el intento. Vale la pena el esfuerzo. Tú decides si quieres hacerlo.



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page